Noticias

El infielder tuvo un buen mes de octubre con el madero
Yeltsin Gudiño: “No hay desesperación pero tampoco tranquilidad”
01/11/2018
Prensa Tigres de Aragua Prensa Tigres de Aragua

Por David Méndez | Foto: Prensa Tigres de Aragua

Luego de finalizar el primer mes de temporada, el conjunto de los Tigres de Aragua exhibe récord de 5-9, entre los destacados en la ofensiva bengalí se encuentra el infielder maracayero Yeltsin Gudiño, una de las jóvenes promesas de la divisa aragüeña quien cerró el primer mes de campaña con .310 de promedio, el cuarto mejor dentro de la novena.

El beisbol siempre ha estado presente en la vida de Gudiño a temprana edad, desde los 3 años ya jugaba con el equipo de Manpa en Maracay, luego pasó al club de beisbol menor “Los Tigritos”, ubicado en el parque Santos Michelena, acompañado siempre por sus abuelos y en los fines de era llevado por sus padres. Tigritos, Pirañas, y finalizando en Aguiluchos de la Liga INCE, fueron las escuelas en las que estuvo en Maracay antes de su salto al beisbol organizado.

Aquel niño que se lanzaba desde las gradas al terreno cuando Tigres lograba un campeonato y luego se iba a la Plaza Bolívar a celebrar, cumple su sueño de volver al equipo de su ciudad natal luego de ser cambiado desde las Águilas del Zulia el 5 de mayo por Víctor Gárate y Alberto González.

“Siempre recuerdo ese campeonato ante Magallanes, ese swing de Alex Romero que la pegó contra la pared para voltear el juego, nadie creía que Tigres podía voltear ese juego, fue inolvidable”, dijo.

En Julio 2 del 2013, Gudiño firma contrato de liga menor con el equipo de los Azulejos de Toronto, organización en la que jugó en Clase A fuerte éste año. “Estoy agradecido con Dios, ahí es cuando te das cuenta que todo el trabajo rindió sus frutos, las enseñanzas de tus padres, todo el trabajo hecho te lo devuelven, yo crecí en un campo de beisbol y firmar por primera vez es algo inolvidable”. Expresó el camarero quien culminó la temporada en las menores con .276 de promedio y 40 impulsas.

“Estoy trabajando en mi físico, y en mi bateo, porque mi defensa considero que es mi mayor fortaleza, vine a jugar desde el primer día para tratar de tomar la mayor cantidad de turnos posibles,  y aprender de la experiencia que te deja esta liga, estar con gente de experiencia que me pueden ayudar”.

Al son de “Soy Soldado” de Juan Luis Guerra, afronta cada turno en el José Pérez Colmenares de Maracay, siendo una persona muy creyente desde muy pequeño. “Dios es el que nos da todo”, explicó. “El que tiene el control de mi vida, siempre creo en Dios, en todo momento, el que me tiene feliz y contento, mi padre, mi hijo mis hermanos, todo se lo debo a él, el talento que me dio y las bendiciones que día a día recibo, siempre me aferro a él y confío plenamente que se hará su voluntad y le pido que me abra el camino y me de salud, porque el trabajo lo pongo yo”.

“El fresa” como lo llaman dentro del clubhouse, terminó la temporada bateando para .310 de promedio, entre los mejores del equipo, aunque el equipo no haya tenido un buen arranque, confía que pronto llegarán las victorias que necesita el equipo para subir posiciones en la tabla.

“No hay presión todavía, el trabajo que hemos venido haciendo tarde o temprano nos va a empezar a dar los resultados que queremos, no hay desesperación, pero tampoco hay relajo, porque sabemos que los resultados no se nos están dando, pero son cosas del beisbol, el juego es así de rachas positivas y negativas, lo bueno es que nos agarró empezando , dicen que los juegos en octubre son importantes, pero son nada más 15 juegos, aún restan dos meses, si confiamos en el proceso y nos mantenemos unidos daremos tremendo papel y ganaremos el campeonato”. Sentenció.

El maracayero agregó que la hermandad y la armonía dentro del clubhouse no ha cambiado a pesar del récord, siempre está en conversaciones con Alberto Callaspo en el cuadro durante las prácticas, quien le aconseja sobre aspectos técnicos a mejorar a la hora de perseguir una conexión.

“A los fanáticos les digo que no se desesperen, que confíen en nosotros porque vamos a trabajar con empeño, con pasión y con amor, somos peloteros novatos pero tenemos el talento necesario, por algo hicimos el equipo, así que no se desesperen porque haremos un buen trabajo como equipo”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD