Noticias

Cerró la temporada bateando .249
Willson Contreras listo para darle la vuelta a la página y levantar su juego en 2019
30/01/2019
Prensa Tigres de Aragua Prensa Tigres de Aragua

Por Cortesía MLB | Foto: Cortesía

Luego de una sólida mitad de temporada en el 2018 que le valió su primer llamado al Juego de Estrellas, el venezolano Willson Contreras, al igual que la mayoría de sus compañeros de los Cachorros, sufrió un fuerte bajón en los meses finales.

Ahora, el receptor siente que su tarea es pasar la página, luego de haber tratado de entender qué salió mal.

"Yo ya me olvidé de eso, ¿sabes?", dijo Contreras durante la Convención de los Cachorros. "Estamos en el 2019. Estoy pensando el futuro y que tengamos una gran temporada. Yo no pienso mucho el año pasado. Y no lo hago porque no creo que haya sido un mal año. Más bien fue un año de experiencias. Aprendí muchas cosas. Y por eso es que no estoy pensando tanto en el año pasado."

Contreras, de 26 años de edad, no se explayó en detalles sobre su plan de ataque para esta venidera campaña. Pero el careta si apuntó, sin embargo, que está ansioso por llegar a Mesa, Arizona, para empezar a trabajar junto a Mike Borzello, coach de receptores del club) y el coach de bateo Anthony Iapocce, con quien trabajó previamente en el sistema de ligas menores de los Cachorros antes de que Iapocce se fuera a los Rangers.

Al ver en detalle la caída de Contreras en la segunda mitad, no es difícil identificar las áreas que deben ser atacadas. Durante los últimos dos meses de la campaña, sus batazos salieron con un ángulo de salida promedio de 0.5 grados (el segundo más bajo de las Mayores) y tuvo .164 de slugging ante rectas. Además, dio muchos más rodados, que representaron el 62.2% de sus batazos, tras ser el 47.3% en los primeros cuatro meses.

Contreras tuvo una línea de bateo de .169/.263/.232 en sus 45 juegos finales, bajando sus promedios del 2018 a .249/.339/.390 con 10 jonrones y 54 empujadas. En realidad, fueron sólo los últimos dos meses los que mancharon la producción de Contreras. La fatiga ha podido jugar un rol, considerando que jugó más innings (1,109.2) que cualquier otro cátcher en el 2018 y que los Cachorros cerraron el año jugando 42 juegos en 43 días. El manager Joe Maddon también señaló el lado mental del juego como un obstáculo para Contreras.

"Yo simplemente creo que se metió en un mal momento y no se pudo salir de ahí", dijo Maddon a principios de la temporada muerta. "Tenemos que hablar con él rápido, para hablar de cómo afrontar esas cosas desde el punto de vista mental. Me gusta que juega con pasión, pero no te puedes exceder. Hay cosas de las que tenemos que hablar con él".

Cuando le relataron las palabras de Maddon, Contreras estuvo de acuerdo.

"Como dijo Joe, algunas veces me preocupo demasiado", dijo el venezolano. "Pero así soy yo. Y si tengo que cambiar eso para mejorar, lo haré. Yo creo que todo jugador tiene que aprender de esas cosas malas. Eso es lo que te hace un mejor pelotero el año siguiente".

Eso incluirá tratar de ser más consistente detrás del plato, apuntó Maddon también.

La temporada pasada, los lanzadores de los Cachorros tuvieron un total de 11.4% de bolas cantadas en lo que Statcast™ define como los "bordes" de la zona de strike, la cuarta peor tasa en MLB. Aunque tiene un gran brazo y bloquea muy bien, evidentemente tuvo problemas "enmarcando" pitcheos. Según Baseball Prospectus, fue el peor de todo el béisbol.

"Él estuvo trabajando en eso", dijo Maddon. "Siempre estuvo trabajando, buscando cómo mejorar, y eso normalmente significa que algo no estuvo bien. Tenemos que llegar a punto en el que él esté cómodo".

"El muchacho es súper talentoso. Es fuerte, bloquea, lanza bien. Son muchas cosas bien. Lo que tenemos es que lograr que encuentre su mejor forma para trabajar y que no se emocione demasiado y él mismo se convierta en su obstáculo. Tiene que permitir que todo su talento aflore".

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD