Noticias

Se ha convertido en el catalizador de la ofensiva de Aragua
Jay Austin contagió con su energía a la alineación de Tigres
29/11/2019
Prensa Tigres de Aragua Prensa Tigres de Aragua

Por Prensa LVBP | Foto: Cortesía

 Jay Austin tenía algún tiempo escuchando sobre la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, pero no fue hasta este año, cuando consiguió la oportunidad de firmar un contrato.

“Una vez que salí de Mexicali (después de 10 encuentros en la Liga Mexicana del Pacífico) llame al ‘Pollo’ (Henry Rodríguez) para preguntarle si había una oportunidad para jugar aquí y me dijo que sí. Entonces vine y quiero demostrar que puedo jugar pelota”, señaló divertido Austin, después de la práctica de Tigres de Aragua en el Estadio Universitario, antes del encuentro contra Tiburones de La Guaira.

El bateador zurdo, de 29 años de edad y originario de Atlanta, no ha parado de producir desde que la semana pasada fue inscrito en el roster activo por el despedido dominicano Frank Garcés. Antes de la jornada del jueves, Austin se había embasado por imparables en sus primeros cinco encuentros y sumaba cuatro desafíos multihits. En 20 turnos acumulaba 12 hits, entre ellos tres dobles y un triple, para una astronómica línea ofensiva de .600/.609/.850, con 1.459 de OPS.

“He tratado de ir allá afuera y ser lo más competitivo posible. La clave ha sido ver pitcheos, tratar de estar en base y batear buenos envíos. En tanto consiga buenos pitcheos para poner un buen swing, voy a tener éxito a mi manera”, explicó Austin, que además contaba cinco anotadas, dos impulsadas y par de robos, como primer bate de la alineación del manager Clemente Álvarez.

“No es tan fácil como luce, porque el beisbol es un deporte difícil, pero trato de no hacer demasiado, sólo despliego mi juego”, destacó Austin, que en cada turno pareciera jugarse la vida.

Durante su todavía corta pasantía con Aragua, el equipo exhibe marca de 3-2 y liga para .309 (.178-55). Lo que ha ayudado a subir su promedio global a .270, todavía el penúltimo de la zafra, pero hasta hace poco, el 12 de noviembre, el average colectivo de Tigres era de .235.

“Comenzamos un poco fríos, pero hemos encontrado soluciones. Gracias a Dios, llegó Austin, que ha estado constantemente en las almohadillas y creo que ha contagiado un poco al lineup. Han venido saliendo los batazos oportunos”, destacó el piloto Álvarez.

El estratega espera que el cubano Yadir Drake y el dominicano Nelson Pérez levante un poco más su producción, para aprovechar su efectivo pitcheo, que marcha segundo en promedio de carreras limpias (3.61), en especial los brazos del bullpen.

“Hay bateadores que les toma un poco de tiempo tomar el ritmo, pero vamos casi por la mitad de temporada y ya es hora de que todos estén listos. Últimamente, hemos estado mejor con la llegada de Austin. La alineación siempre necesita de la confianza que le otorga alguien que esté en base para que puedan salir esos batazos oportunos”, abundó Álvarez. “Nelson es un bateador de fuerza y ese tipo de toletero, cuando no le salen esos batazos largos, tiende a preocuparse, a sentir desconfianza en el plato. Pienso que ha estado mejor, tratando de conectar con el barril del bate. Drake también se ha estado embasándose. Pero como bateador, la única manera que consigues producir es estando en la alineación. Así que los voy a seguir poniendo”

Eventualmente los lanzadores harán los ajustes pertinentes para tratar de dominar al recién llegado y caliente Austin, pero el jardinero no se preocupa en exceso.

“Salgo a hacer lo que sé. En este beisbol se ven más atletas, los pitchers lanzan un poco más duro que en México, donde se ven más pitheos en cambio y tienes que ser más paciente, porque no vas a ver muchas rectas. Pienso que básicamente es lo mismo, pero aquí hay mejores atletas que en México. Allá se espera más el batazo, aquí la pelota es mucho más rápida, más atlética, se presta más atención a los pequeños detalles. Es mi clase de juego”, apuntó Austin.

Esta semana se cruzará el meridiano del calendario regular y Álvarez es optimista.

“Creo que tenemos espacio para mejorar. Si la ofensiva sigue respondiendo y los abridores va un poco más lejos, unos cuatro cinco innings, vamos a estar en una buena posición. Hasta ahora, sólo (Guillermo) Moscoso ha podido ir largo, pero si el resto de la rotación logra hacerlo, nuestros relevistas pueden hacer el resto”, señaló el piloto.

Austin también lo entiende de esa manera. “Es un buen equipo”, volvió a sonreír.

RÁPIDA ADAPTACIÓN

Austin jamás había estado tan lejos de su país. “Conocí Jamaica de vacaciones, pero no sólo es mi primera visita a Venezuela, nunca estuve antes en Sudamérica”, confesó el patrullero. Sin embargo, no extraña a Georgia.

“Estar aquí me recuerda a la cultura negra, la comida, la manera como bailan, son muy familiares los venezolanos, trabajan duro”, destacó, aunque este jueves tal vez eche de menos el pavo de Acción de Gracias.

“Feliz Día de Acción de Gracias, por cierto (risas). Trataré de comer algo. En mi casa están cocinando hoy todo eso. Después del juego voy a llamar a mi familia por facetime para ver la buena comida que hicieron para esta noche (risas)”.

Uno de los responsables de la rápida adaptación de Austin al país es Henry Rodríguez, la primera cara conocida que le saludó cuando se vistió de bengalí.

“Lo conocí el año pasado cuando jugué en contra de él (en la Liga Mexicana de Beisbol), pero este año lo conocí un poco mejor porque fuimos compañeros con Campeche. Gran tipo, gran bateador. Sale todos los días a jugar duro”.

Austin aspira a quedarse hasta el final con Aragua.

“Mi equipo en México todavía tiene mis derechos (Mexicali), pero no planeo volver. Me gusta estar aquí y deseo seguir donde estoy”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD