Noticias

El infielder llegó al Spring Training en buena forma
Barreto dispuesto a ganarse la titularidad de la segunda base
19/02/2020
Prensa Tigres de Aragua Prensa Tigres de Aragua

Por David Méndez | Foto: Cortesía

El segunda base de los Atléticos de Oakland, Franklin Barreto, se reportó al campamento primaveral de los paquidermos en Mesa, Arizona con el objetivo de adueñarse de la titularidad de la segunda base para el juego inaugural. El infielder es conceptuado como uno de los mejores prospectos de la organización debido a su poder con el madero y a diferencia de años anteriores, tiene el camino libre para mantenerse durante toda la temporada con el equipo grande.

Barreto fue bloqueado el año pasado por el experimentado Jurickson Profar, siendo  bajado a AAA con Las Vegas un día antes del partido inaugural en el Coliseo de Oakland y hace dos por Jed Lowrie. En la Liga de la Costa del Pacífico disputó 98 encuentros, implantó un tope personal en cuadrangulares con 19, en remolcadas con 65, en anotadas con 88 y en average con .295. El 30 de junio fue subido a las Grandes Ligas y fue bajado nuevamente el 2 de agosto a Las Vegas por su poca producción ofensiva. En 23 juegos con los Atléticos, conectó siete hits en 23 turnos (.123 de promedio) incluidos dos jonrones y dos dobles para producir cinco rayitas.

Con el cambio de Profar a los Padres de San Diego, Barreto se abre paso como el principal candidato para custodiar el segundo cojín por delante de Jorge Mateo, Tony Kemp, Sheldon Neuse o el recién seleccionado en el Draft de Regla 5, Vimael Machin.

"Es diferente para él", dijo el manager de los Atléticos Bob Melvin a MLB.com, sobre el estatus actual de Barreto. “Tiene una oportunidad en la que, si tiene el tipo de Spring Training que ha tenido antes, será difícil no hacer que forme parte del roster inaugural.  En estos momentos no hay nadie mejor por delante de él, esta es su mejor oportunidad”.

Barreto llegó a Oakland en 2014 en el cambio que llevó a Toronto a Josh Donaldson, desde ese lapso, ha estado en el equipo grande por cortos periodos de tiempo, dejando números sorprendentes en AAA. Es conceptuado como el segunda base del futuro de la organización y este año es la mejor oportunidad para quedarse en las mayores, de no estar en el roster inaugural, el equipo tendrá que pasarlo por waivers.

Al no poder jugar en Venezuela la temporada pasada, el caraqueño de 23 años se quedó en Florida entrenando junto a Carlos González y Gregor Blanco, lo que permitió que llegara a los entrenamientos primaverales con más musculatura.

“El momento es ahora, lo hemos estado preparando para este momento por mucho tiempo, es todo o nada”, dijo el asistente del coach de bateo, Eric Martins, quien ha sido el coach de bateo de Barreto en las menores durante las últimas cuatro campañas.

El bengalí durante el Spring Training pasado, dejó línea ofensiva de .351/.429/.541, aun así fue bajado a Las Vegas para el inicio de temporada. Ahora llega a una primavera renovado, con un ligero cambio en su mecánica a la hora de batear consciente de que los números que deje en los juegos de pretemporada decidirán si logra hacer el equipo o no.

"Realmente no cambié nada, solo comencé antes ahora que vivo en los Estados Unidos", declaró Barreto al periodista Martín Gallegos. "Traté de aprovechar eso para trabajar en mi cuerpo y he estado bateando desde noviembre". Me preparé bien mental y físicamente para este año. Sé que no tengo opciones, así que voy a darlo todo para ganar ese trabajo de segunda base”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD