Noticias

Durante la cuarentena por el COVID-19
Wilson Ramos trabaja en su defensa
28/04/2020
Prensa Tigres de Aragua Prensa Tigres de Aragua

Por Prensa LVBP | Foto: Cortesía

Caracas.- Wilson Ramos ha sido uno de los grandeligas venezolanos más activos en las redes sociales durante el parón de las Grandes Ligas, debido a la crisis sanitaria del Covid-19, y a menudo publica fotos y videos de sus rutinas de entrenamiento, especialmente en Instagram. En uno de sus post muestra la postura que ha adoptado detrás del plato para recibir envíos en la zona baja de strike.

“Es una posición para darle un mejor target (blanco) bajito al lanzador y cabe decir que también es menos presión para las rodillas y, claro, con corredores en base es otra posición que yo ejerzo para estar listo para lanzar a las bases”, explicó el cátcher de los Mets de Nueva a unos de sus seguidores.

Se trata de poner la rodilla izquierda en el piso, mientras espera y recibe el envío, algo que el “Búfalo” ha estado ensayando desde el receso de temporada y durante los Entrenamientos de Primavera, antes que MLB los cancelara a mediados de marzo, de acuerdo con un reporte de Tim Healey para el diario Newsday.

Esa postura le ayudaría a recibir los lanzamientos que suelen colocar en ese lugar tanto Noah Syndergaard, que no actuará en 2020 tras someterse a una cirugía Tommy John, y Marcus Stroman, de acuerdo con Healy.

Según Baseball Savant, en pitcheos bajos, pero apenas fuera de la zona buena, Ramos exhibió una tasa de 33.1% strikes, lo que le ubicó en el lugar 47 entre sus colegas elegibles para esa tabla estadística, el peor en las Mayores. Mientras que sus porcentajes de strikes abajo en las esquinas, 16.5% (derecha) y 22.6% (izquierda), se ubicaron como el tercero más bajo y el último, entre el grupo de cátchers que calificaron. Allí las razones para ensayar una nueva estancia defensiva.

Ramos, de 32 años de edad, volvió a demostrar que es uno de los mejores bateadores de las Mayores como careta, tras ligar para .288/.351/.416, con 14 jonrones, 73 remolcadas y un OPS+ por encima del promedio (107), incluida una cadena de 26 encuentros con al menos un imparable, la segunda más prolongada en la historia de la franquicia, en su primer año con los Metropolitanos, pero volvió a ser inconsistente con su defensa, algo que se hizo notable cuando hizo batería con Syndergaard, que habló públicamente sobre su preferencia de ser recibido por un receptor diferente al maracayero.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD